Cliente: WWF.

Fecha: Diciembre 2018.

Visto desde el espacio, el brillo de Madrid destaca por encima del resto de las capitales europeas. La contaminación lumínica tiene consecuencias como el malgaste de energía, sobreexplotación de recursos naturales, alteraciones en ciclos biológicos y, además, no permite que disfrutemos de las estrellas que nos rodean. 

Con este último pretexto, pretendemos concienciar a la población de Madrid de que debemos mejorar en la iluminación de toda la ciudad. Sabemos que el alumbrado es necesario, pero no debemos convertirlo en absurdo.

Para ello creamos un vídeo informativo para un evento en la Plaza del Sol, difundido por el hashtag #Busquemoslasestrellas, el microsite www.busquemoslasestrellas.com y una acción de marketing de guerrilla.

 

Categorías: